Necesitamos dejar de arreglar a las mujeres y comenzar a arreglar los espacios de trabajo


¿Los líderes conocen las barreras que enfrentan las mujeres debido a la desigualdad de género en el trabajo? Cómo parte de mi investigación de doctorado, entrevisté a 72 empleados en diferentes niveles en dos organizaciones para averiguarlo.


En cada entrevista hice a los líderes las mismas preguntas:

  • ¿Por qué hay tan pocas mujeres líderes en su organización?

  • ¿Qué barreras crees que encuentran las mujeres cuando intentan avanzar en el trabajo?


Los líderes masculinos generalmente respondieron de la misma manera. Me dijeron que sus espacios de trabajo se basan en la meritocracia porque todos eran tratados de la misma manera. No hubo diferencias de género y, por lo tanto, las mujeres no enfrentan barreras adicionales para avanzar.


Sin embargo, las mujeres con las que conversé describieron las barreras que han experimentado a lo largo de sus carreras, incluidas las dificultades asociadas con el acceso a promociones, tareas de alto perfil, oportunidades de desarrollo y redes informales. Los hombres no encontraron los mismos desafíos.


Los hombres aún sustentaban que los empleados tienen las mismas oportunidades para salir adelante, independientemente del género. Simplemente se negó el impacto de la desigualdad de género que existe en las carreras de las mujeres. Esto es negación de género.


No podemos eliminar las barreras que detienen a las mujeres en el trabajo si no reconocemos que estas existen.


Como resultado, las mujeres de ambas organizaciones sintieron que tenían que superar las barreras para su avance superando a sus colegas masculinos, trabajando más duro y continuamente participando en el autodesarrollo. Estas estrategias pueden ayudar a las mujeres a mantenerse en los lugares de trabajo, pero no hacen nada para abordar la desigualdad sistemática.


Necesitamos dejar de arreglar a las mujeres y comenzar a arreglar los lugares de trabajo.


Pero no podemos eliminar las barreras que detienen a las mujeres en el trabajo si no reconocemos que existen, y es responsabilidad de todos los líderes hacer ambas cosas. Las organizaciones que reconocen y valoran la diferencia permiten a los empleados utilizar sus diversas perspectivas y talentos para prosperar en el trabajo.


Esto no solo beneficia a los trabajadores, sino que garantiza que las empresas puedan competir eficazmente. Las interrupciones tecnológicas están obligando a las empresas a innovar continuamente.


Una encuesta de Accenture halló que los empleados tienen seis veces más probabilidades de tener una mentalidad innovadora en lugares de trabajo con cultura más equitativas.


La igualdad no se trata de hombres. Tampoco se trata de mujeres. Es una invitación para que los líderes lideren.


Crear una cultura libre de prejuicios de género comienza con los líderes. Los líderes que mantienen a hombres y mujeres con diferentes estándares crean barreras para el éxito de todos el equipo. Esto no solo les cuesta a las mujeres, sino que también limita la realización y el éxito de los hombres en el trabajo. Por ejemplo, los hombres que desean reducir sus horas por razones familiares a menudo son penalizados. Reciben una multa salarial del 26,4%, frente al 23,2% para las mujeres, después de controlar los factores habituales que afectan los salarios.


Crear una cultura de igualdad es un paso crítico para garantizar que todos tengan la oportunidad de avanzar profesionalmente y abordar las necesidades de la familia. La encuesta realizada por Accenture también encontró que, en culturas de igualdad, las mujeres tienen cuatro veces más probabilidades y los hombres tienen el doble de posibilidades de ascender a puestos de liderazgo de alto nivel. Eliminar la negación de género es la forma en que los líderes pueden comenzar a crear entornos que ayuden a todos a tener más éxito.


La desigualdad se crea y experimenta en los momentos cotidianos que cada uno de nosotros tiene el potencial de reforzar o interrumpir. La igualdad no se trata de hombres. Tampoco se trata de mujeres. Es una invitación para que los líderes lideren.


Artículo escrito por: Michelle King

Publicado en: Evoke https://bit.ly/35FIqaP

Traducido por: Women for Women Ecuador

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square