¿QUÉ PREGUNTAN LAS MUJERES: POR QUÉ SEGUIMOS TENIENDO ESTA CONVERSACIÓN?



Jennifer Gilhool - Laboratorio de Economía de Género - Barron's publicó recientemente una pieza titulada "Mujer Maravilla: Capitalizando la igualdad de género".

El artículo comienza con un recuento del fundador y director general de Parnassus Investments, Jermone Dodson, quien pregunta a los directores ejecutivos: "¿Han pensado en agregar mujeres a la junta?", la respuesta más común a su pregunta: ¿Qué tiene eso que ver con los negocios? ". El Sr. Dodson hacía esta pregunta hace treinta años, pero es como si la estuviese haciendo la semana pasada.


MUJERES MARAVILLA ¿POR QUÉ ESTAMOS HACIENDO ESTA PREGUNTA Y DEBEMOS TENER ESTA CONVERSACIÓN?


La idea de "capitalizar la igualdad de género" es ridícula. Las mujeres no han podido capitalizar la igualdad de género porque la igualdad de género aún no existe. Pero, ese no es el punto del artículo de Barron's. El punto es que los accionistas pueden y deben capitalizar la igualdad de género invirtiendo en empresas que están capitalizando su compromiso con la igualdad de género. Sí, estas empresas existen.


En el nuevo libro, Gender Lens Investing: descubriendo oportunidades de crecimiento, rendimiento e impacto, Joseph Quinlan y Jackie VanderBrug proporcionan una hoja de ruta para integrar el género en el análisis de inversiones y la toma de decisiones para obtener las recompensas resultantes. Invertir en empresas que invierten en mujeres es una estrategia financiera ganadora. ¿Podría esta estrategia ser la pieza faltante para lograr la igualdad de género en el trabajo?


Ha habido un flujo constante de investigaciones que vinculan la participación de las mujeres en el liderazgo, específicamente a nivel de la junta directiva; con mayores rendimientos de capital, distribución de dividendos más sólidos y menor volatilidad de las acciones en comparación con compañías con menos diversidad de género. Sin embargo, las mujeres se quedan atrás a los hombres en el liderazgo y la participación de la junta directiva. ¿Por qué la inversión en perspectiva de género podría ser la pieza que falta?


Como lo señala el artículo de Barron's, la falta de mujeres en puestos de liderazgo o de la junta puede dar lugar a errores costosos. Lululemon Athletica perdió el 36% de su valor en solo seis meses después de que el fundador Chip Wilson comentó que sus pantalones de yoga no estaban dirigidos para mujeres mayores. El Sr. Wilson finalmente renunció. Nunca más compré otro par de pantalones de yoga Lululemon. Recientemente, el fundador de Uber Technologies, Travis Kalanick, renunció como CEO luego de que se impusieran acusaciones de acoso sexual y sexismo contra la compañía. Dave McClure, el fundador de la 500 Startups, se retiró después de que The New York Times informara que se había insinuado a una mujer que estaba solicitando un trabajo en su firma.


Gran parte de la charla sobre el logro de la igualdad de género en el trabajo se ha centrado en lograr una "masa crítica" de mujeres en la junta directiva y en el C-Suite, una masa de 33%. ¿Es esto realmente posible? Una vez más, la respuesta parece depender del tiempo, el momento actual parece ser bastante bueno.


En los Estados Unidos, las mujeres son los miembros más educados y más capacitados de la fuerza laboral. Las mujeres cerraron la brecha de habilidades con los hombres a principios de esta década. Las mujeres han estado superando a los hombres en títulos universitarios en todos los niveles durante más de una década. Esto tampoco es solo una tendencia de los Estados Unidos. A nivel mundial, las niñas superan a los niños académicamente y obtienen más títulos universitarios que los hombres. Las mujeres nunca han estado mejor posicionadas competitivamente para tomar el C-Suite.


El poder financiero de las mujeres también está creciendo. A nivel mundial, la economía femenina era de $ 15 billones en 2015 o un 40% más que la economía de China. De hecho, las mujeres son la segunda economía más grande del mundo, después de Estados Unidos. Sin embargo, las mujeres están rezagadas en los ingresos a comparación de los hombres en un promedio global del 16%. A nivel mundial, las mujeres hacen más del doble de cantidad de trabajo no remunerado que los hombres, un promedio global de 4.5 horas por día. Esto es lo que Melinda Gates llamó "tiempo-pobreza" en 2016, al calificarlo como un problema de género universal. También es un problema económico universal, que representa $ 10 billones en resultados perdidos según la OCDE.



"Yo diría que [los] verdaderos impulsores del" Mundo Post-Americano "no serán China ... ni India ... ni Brasil, ni ninguna otra nación, para el caso". Los verdaderos conductores serán las mujeres… La verdad es que las mujeres ya son la fuerza económica más dinámica y de más rápido crecimiento en el mundo hoy en día ”. -Muhtar Kent, The Coca-Cola Company”







Oportunidades adicionales para el crecimiento permanecen. La participación laboral femenina está por debajo de los hombres. El aumento de las tasas de participación laboral femenina aumenta la oportunidad de crecimiento del PIB. Por ejemplo, si las mujeres participaran en la economía pagada al mismo ritmo que los hombres, se agregarían $ 28 billones al PIB mundial anual para 2025. Apenas un cambio pequeño.


Entonces, a todas las mujeres que se preguntan por qué seguimos teniendo esta conversación, permítanme decir esto: el final está cerca. Quizás por primera vez (deberíamos consultar con un historiador real), las mujeres tienen una ventaja competitiva cuando se trata de poder, influencia y oportunidad para moldear el futuro. Hay señales de que los hombres están de acuerdo.


Las empresas de inversión están considerando cada vez más los factores ambientales, sociales y de gobernabilidad, al tomar decisiones de inversión y esto incluye a las mujeres. Las mujeres impulsan, o son un factor importante en el compromiso de una organización y siguen las iniciativas y prioridades relacionadas con el medio ambiente, la sociedad y la gobernabilidad. Por ejemplo, cuanto mayor es el número de mujeres en la Junta, más fuerte es el compromiso con las prioridades ecológicas y más probable es que esas prioridades se mantengan durante las recesiones económicas.


Quizás soy demasiado optimista sobre las mujeres y el futuro. Quizás simplemente quiera ver más oportunidades de liderazgo y mejores probabilidades de mantener a las mujeres en esas oportunidades porque mis hijos están en la universidad y se están preparando para la universidad. O, quizás, es mi tendencia personal la que se coloca gafas de color rosa sobre mis ojos. Cualquiera sea la razón, sigo creyendo que este es el siglo de la mujer y que la nación de mujeres es la única nación emergente en el escenario mundial.



*Obtenga más información en www.gendereconomicslab.com



Artículo publicado por:Sit At The Table™ (SATT)

Autora:Jennifer Gilhool - Laboratorio de Economía de Género - Barron's Artículo

Traducido por:Women for Women Ecuador

Link del artículo original: https://sitatthetable.org/blogs/news/what-women-wonder-why-are-we-still-having-this-conversation

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square