Estos cinco sesgos cognitivos están afectando su carrera y su vida en este momento



En 2020, escribí un artículo sobre la influencia de los sesgos cognitivos en el éxito profesional de los especialistas en marketing de contenido. Había una paradoja: si bien los especialistas en marketing conocían todos los errores inconscientes en el procesamiento mental e incluso usaban algunos para convertir objetivos, no pensaban en cómo sus propios sesgos podrían ser una desventaja.


Y luego me di cuenta: la gente vive con más de 200 prejuicios inconscientes. No se trata solo de marketing, economía del comportamiento y decisiones de compra. Conectados al cerebro, nos hacen pensar y actuar de forma irracional a pesar de los argumentos que tenemos entre manos.


Algunos de esos más de 200 prejuicios dañan nuestra vida personal y profesional en este momento. Y aunque no son 100% evitables, podemos hacer esfuerzos conscientes para mitigarlos. Entonces, estoy aquí para revelar los cinco primeros que nos impiden tomar las decisiones correctas.


1) Percepción selectiva.


Intente volver a la última vez que alguien le pidió que describiera a una persona. ¿Qué tan imparcial y justo fue usted? El inconveniente es que somos menos estrictos en cuanto a críticas y exigencias a las personas que invariablemente consideramos "atractivas".


Ocurre debido a la percepción selectiva, un sesgo que influye en la forma en que las expectativas pueden afectar nuestra percepción. Es una tendencia a no notar los estímulos que contradicen nuestras creencias anteriores. De lo contrario, sentiremos malestar emocional, y eso es lo que nuestro cerebro quiere evitar.

Gracias a la percepción selectiva, las personas prestan atención solo a la información que cumple con sus expectativas. Lo interpretamos de una manera que sea congruente con nuestros valores y creencias existentes.


Ejemplo: Un maestro tiene un alumno favorito, por lo tanto, ignora su bajo rendimiento o plagio en las tareas de escritura. Debido a la percepción selectiva, este maestro también podría no notar el progreso académico de su aprendiz menos favorito.


Afecta nuestra visión del mundo, en relación con los miedos, deseos y pensamientos sobre diferentes situaciones de la vida. Como resultado, podemos tener una interpretación sesgada de la realidad.


Para reducir este sesgo, aprenda y practique a aceptar puntos de vista opuestos. Recuerde que siempre hay varias formas de ver las cosas. Haga crecer su inteligencia emocional, específicamente la empatía.


2) Sesgo de supervivencia.

La mayoría de nosotros escuchamos historias sobre la inteligencia y la bondad de los delfines. Estos simpáticos mamíferos salvan a las personas que se hunden y las empujan hacia la orilla. ¿Pero adivina que?


Nunca escucharemos las historias de las personas que esos delfines empujaron hacia el mar.


El sesgo de supervivencia es un error lógico de concentrarse en cosas (o personas) que han pasado por algún proceso de selección e ignorar aquellas menos visibles y, por lo tanto, aparentemente sin importancia.


Ejemplo: Charlas inspiradoras de personas exitosas que lo superaron todo y ganaron contra viento y marea. Por regla general, no hablan de fracasos; los que fracasaron no aparecerán en TED ni en las portadas de revistas, por lo que nunca sabremos cuántos de ellos hubo.


El sesgo de supervivencia puede llevar a conclusiones falsas y creencias demasiado optimistas. A menudo "olvidamos" información desagradable o resultados perversos, lo cual es incorrecto para quienes luchan por la felicidad y el éxito.


Cuando se involucre en algo como esto, piense si ha estudiado toda la información de adentro hacia afuera. ¿Está viendo el problema de forma unilateral?


3) Sesgo de autoridad.


Este sesgo se refiere a nuestra tendencia a seguir o creer los puntos de vista e instrucciones de una figura de autoridad. Políticos, celebridades, directores ejecutivos y expertos en diferentes profesiones encajan en este rol ahora.


El sesgo de autoridad también se conoce como el efecto Dr. Fox, que desacredita la tendencia del cerebro humano a confiar en oradores carismáticos independientemente de cuán vacíos sean sus discursos. Y aunque nuestro instinto nos dice que algo está mal, no lo cuestionamos de todos modos.


Así es como nos afecta el sesgo de autoridad:


- Escuchamos los consejos de personas exitosas, creyendo que sus métodos nos otorgarán el éxito.


- A veces consideramos que un jefe toma mejores decisiones porque, bueno, después de todo son jefes.


- Elegimos una marca simplemente porque nuestra celebridad favorita la respalda.


¿No es el sesgo de autoridad lo que hace que el marketing de influencers funcione tan bien? En comparación con otros prejuicios, también es más fácil de superar: piensa con lógica y cuestiona a una persona. O imagine que su consejo o instrucción provienen de una persona de menor autoridad. ¿Seguirías su ejemplo entonces?


4) Falacia del jugador.


Este se refiere a nuestra creencia errónea de que los eventos pasados ​​pueden influir en los futuros, aunque son completamente independientes. La falacia, comúnmente asociada con el juego, juega un papel crucial en otras áreas de la vida.


A menudo, las personas no pueden aceptar que la probabilidad del resultado deseado no dependa de eventos aleatorios previos. La falacia del jugador puede dañar la inspiración y la motivación para seguir trabajando hacia los sueños profesionales y la realización del plan. Puede ser una razón por la que nos damos por vencidos o, viceversa, continuamos con los intentos vanos cuando llega el momento de parar.


No podemos evitar al 100% este sesgo, pero enfatizar la independencia de los diferentes eventos en cuestión puede debilitar un poco su impacto.


5) El efecto Barnum-Forer.


¿Por qué crees que los horóscopos son tan populares? Si bien todos entendemos que están escritos para las masas, todavía no podemos evitar sentir que están destinados a nosotros. Lo mismo ocurre con la quiromancia, la homeopatía y varias ramas dudosas de la psicología (por ejemplo, socionistas).


Son las consecuencias del efecto Barnum, que lleva el nombre del famoso showman y bromista estadounidense del siglo XIX, P.T. Barnum. Más oficialmente, este sesgo cognitivo proviene de Bertram R. Forer, y se refiere a la creencia de un individuo de que las descripciones de personalidad se aplican específicamente a él.


¿Algún factor que influya en estos resultados?


- Primero, un testeado está seguro de que la descripción se genera específicamente para ellos.

- En segundo lugar, todos los resultados son principalmente positivos. Es el llamado "principio de Pollyanna", que indica que las personas tienden a "aceptar palabras positivas y comentarios con más frecuencia que los negativos".

- Y tercero, un examinado está convencido de la autoridad de la persona que realiza la prueba. (¡Hola, Dr. Fox!)


El efecto Barnum-Forer nos hace aceptar todas las sugerencias de Spotify y Netflix como las "más relevantes para mí". Lo mismo ocurre con los cuestionarios de personalidad de Facebook, que distorsionan nuestra visión de nosotros mismos. Es hora de volverse más escéptico sobre la información externa y más confiado en la lógica, ¿no está de acuerdo?


Escrito por: Leslie Vos

Artículo publicado: https://www.forbes.com/sites/ellevate/2021/02/08/these-five-cognitive-biases-are-affecting-your-career-and-life-right-now/?utm_campaign=forbes&utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_term=Carrie&sh=678b75744714

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square