Como Ser un Padre Feminista



Los padres involucrados con sus hijos crían niños más felices, más sanos y más exitosos. Además, los niños se benefician cuando esa participación va más allá del rol paternal tradicional. Cuando los padres tienen parejas 50/50, los niños crecen con puntos de vista más igualitarios y pueden imaginar más posibilidades para ellos. Decirle a tus hijos que "pueden hacer cualquier cosa" ¡es demostrarles que pueden!

1. Sé Un Padre Activo

¿Sabías que?

Los padres que participan en el cuidado de sus hijos son más pacientes, empáticos y flexibles y disfrutan de una mayor satisfacción en el trabajo. La paternidad cercana y verdadera también está relacionada con una presión arterial más baja, tasas más bajas de enfermedades cardiovasculares y una vida más larga.

Situación

Padres que pasan tiempo con sus niños tienen un gran impacto en la vida y desarrollo de sus hijos. Los niños con padres involucrados tienen mayor autoestima, mejores habilidades cognitivas y sociales, menos problemas de comportamiento y un mayor rendimiento académico. Esto es cierto en todos los niveles de ingresos y sin importar cuán involucradas estén las madres. Cuando los padres participan en sus vidas, las hijas tienen una mayor autoestima y están más dispuestas a probar cosas nuevas y sus hijos están mejor equipados para lidiar con el estrés y es menos probable que peleen. Además, los adolescentes que se sienten cerca de sus padres terminan en matrimonios más saludables y felices.

Solución

Sé un padre activo e involucrado. Ayuda con la tarea, lee libros juntos, habla sobre las experiencias y objetivos diarios de tus hijos. No tienes que ser perfecto, solo tienes que comprometerte.

2. Evalúa el rendimiento de manera justa

¿Sabías que?

Los padres que ayudan con las tareas del hogar tienen más probabilidades de criar hijas que aspiran a tener una gama más amplia de opciones de carrera.

Situación

La brecha salarial comienza antes de lo que piensas. Los padres a menudo le dan más valor a los quehaceres que normalmente hacen los niños (como sacar la basura) que a las tareas domésticas que suelen hacer las niñas (como poner la mesa). Como resultado, los niños pasan menos tiempo en las tareas del hogar pero ganan más dinero que las niñas.

Solución

Dales a tus hijos las mismas tareas e igual asignación. Si tu hijo y tu hija se turnan para poner la mesa y sacar la basura, crecerán sabiendo que las mujeres y los hombres pueden y deben dividirse el trabajo de manera equitativa. Al mismo tiempo, muéstrales a tus hijos qué importancia tiene el 50/50. Ver a los padres dividir los quehaceres determina las actitudes de género y las aspiraciones de carrera de los niños.

3. Desafiar los Estereotipos de Género

¿Sabías que?

De las mejores cien películas estadounidenses en 2017, las mujeres representaron solo el 34 por ciento de todos los personajes hablados y solo el 24 por ciento de los protagonistas.

Situación

Las creencias de los niños sobre ellos mismos y los demás están determinadas por el mundo que les rodea, y las niñas a menudo reciben mensajes equivocados. Los juguetes de las niñas tradicionales se centran en la apariencia y el cuidado, mientras que los juguetes de los niños se centran en la competencia y las habilidades espaciales. Los libros para niños tienen casi el doble de probabilidades de contar con un héroe masculino que una heroína. Los niños están expuestos a un promedio de ocho horas de medios cada día, y las mujeres están subrepresentadas o sexualizadas en gran parte de esos medios.

Solución

Asegúrate de que tus hijos jueguen con una variedad de juguetes para que desarrollen una variedad de habilidades cognitivas y sociales. Ten en cuenta lo que tus hijos leen y miran, y habla abiertamente con ellos sobre los mensajes que los medios envían sobre las mujeres y los hombres.

4. Ayuda a Tu Hija a Liderar

¿Sabías que?

Tu hija no es "mandona", ¡ella tiene habilidades de liderazgo ejecutivo!

Situación

A pesar de nuestras mejores intenciones, a las niñas a menudo se las desalienta de ser líderes. Ya desde la escuela secundaria, los padres le dan un mayor valor al liderazgo para los niños que para las niñas. Las niñas a menudo son etiquetadas como "mandonas" o "sabelotodo" cuando expresan su opinión o toman la iniciativa, y se les pregunta menos en clase y se les interrumpe más que a los niños. Estos factores afectan el desarrollo individual de las niñas. Entre la escuela primaria y la secundaria, el número de chicas que dicen estar seguras baja un 25%. En quinto grado, una de cada tres niñas teme liderar; esto es una tendencia que continúa en la adultez.

Solución

Celebra los esfuerzos de tu hija para liderar. Ayúdale a establecer metas y dividirlas en pasos pequeños y alcanzables. Aliéntale a salir fuera de su zona de confort para generar confianza. Al igual que practicar el fútbol o el piano, puede practicar pequeños actos de asertividad como ordenar en restaurantes o estrechar la mano cuando conoce gente nueva. Haz que tu hija participe en deportes u otras actividades organizadas en las que aprenda a colaborar, expresarse, fallar e intentar nuevamente.

5. No le digas a tu hijo "Compórtate como Hombre!"

¿Sabías que?

La igualdad produce igualdad: los niños que crecen en hogares más equitativos tienen más probabilidades de crear hogares iguales como adultos.

Situación

Tan importante como enseñar a su hija a liderar, es igualmente importante enseñarle a su hijo a demostrar sus sentimientos y cuidar de los demás. Las películas, los videojuegos y los cómics bombardean a los niños con historias de hombres que son fuertes, agresivos y están a cargo, pero rara vez son vulnerables o tiernos. Los muchachos a menudo imitan a estos personajes simplificados. Como padre, es importante crear una definición más completa de lo que implica la masculinidad y lo que significa “ser hombre”.

Solución

Enséñale a tu hijo a valorar la inteligencia y la consideración por encima de la dureza. Anímalo a respetar sus propios sentimientos y tener empatía por los demás. Evite el lenguaje como "No te comportes como niña" o "Compórtate como hombre", que puede ser tan perjudicial para los niños como palabras como "mandona" y "sabelotodo" pueden ser para las niñas. Modela y explícale la igualdad de género a tu hijo apoyando a las mujeres en tu vida y celebrando sus logros.

Artículo escrito: Lean In Organization

Artículo traducido: Women for Women Ecuador

Link del artículo: https://leanin.org/tips/dads#tip2






Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square