La iguladad no puede esperar, especialmente durante una pandemia


Ilustración por: Kinsey Gross

Hoy en Relaciones Exteriores, expuse que una respuesta efectiva al COVID-19 debe considerar las necesidades de las mujeres y las niñas. La igualdad no puede esperar, especialmente cuando nos ayudará a poner fin a esta pandemia y a construir un futuro más resistente.

A continuación se muestra una breve vista previa de la pieza. Espero que se tomen un momento para leerlo y compartir en los comentarios qué tipo de mundo quieren para las mujeres y niñas del otro lado de esta crisis.


- Melinda


Comenzó como una enfermedad misteriosa, un nuevo coronavirus que pronto se denominó SARS-CoV-2. A medida que los países cerraron sus economías para frenar su propagación, también se convirtió en una recesión mundial. Luego, en abril, las Naciones Unidas advirtieron sobre otra dimensión de la emergencia: una “pandemia en la sombra” de violencia contra las mujeres que se desata a puerta cerrada.


La historia enseña que los brotes de enfermedades, desde el SIDA hasta el Zika y el Ébola, se manifiestan con una cierta previsibilidad sombría. A medida que infectan sociedades, exponen y explotan las fuerzas de marginación existentes, buscando líneas divisorias de género, raza, casta y clase. No es una coincidencia, por ejemplo, que en los Estados Unidos, los afroamericanos estén muriendo a tasas desproporcionadas. Tampoco eso, aunque más hombres están muriendo de COVID-19, los impactos más amplios de esta crisis amenazan con afectar de manera desproporcionada la vida y los medios de subsistencia de las mujeres.


Cada día trae nuevos ejemplos de las formas en que las mujeres están siendo dejadas atrás por la respuesta mundial a la pandemia. Hay mujeres en trabajo de parto que son rechazadas de hospitales sobrecargados; trabajadores domésticos cuya pérdida de ingresos no será reemplazada por fondos de estímulo; niñas adolescentes que no pueden continuar su educación en línea porque sus comunidades fruncen el ceño al ver un teléfono en manos de una mujer.


Cada día trae nuevos ejemplos de las formas en que las mujeres están siendo dejadas atrás por la respuesta mundial a la pandemia.

“El género ciego no es neutral en cuanto al género” es un estribillo entre los defensores de las mujeres y las niñas. En este momento crucial, también debe ser un llamado a la acción. Si los legisladores ignoran las formas en que la enfermedad y sus impactos están afectando a hombres y mujeres de manera diferente, corren el riesgo de prolongar la crisis y desacelerar la recuperación económica. Pero si utilizan esta emergencia como una oportunidad para reemplazar los viejos sistemas por otros nuevos y mejores, los países pueden reconstruir más prósperos, más preparados y más igualitarios.


Tenemos soluciones para abordar estos problemas. Tenemos lecciones de brotes pasados. No tenemos excusas para no actuar.

En este artículo, delineo un camino hacia ese futuro, centrándome específicamente en cómo los países pueden prevenir un número silencioso de mujeres y recién nacidos durante la pandemia, diseñar programas de ayuda económica de emergencia que lleguen a las mujeres que más los necesitan y garantizar que las voces de las mujeres incluidos en todos los niveles de toma de decisiones en la respuesta a esta crisis. Tenemos soluciones para abordar estos problemas. Tenemos lecciones de brotes pasados. No tenemos excusas para no actuar.

Haga clic aquí para leer el artículo completo en Foreign Affairs.

Artículo escrito por: Melinda Gates

Link Artículo Original:

https://www.linkedin.com/pulse/equality-cant-waitespecially-pandemic-melinda-gates/

Traducido por: Women for Women Ecuador

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square