Please reload

Entradas recientes

Niños de Madres Trabajadoras Llegan a Ser Adultos Felices

August 2, 2018

1/5
Please reload

Entradas destacadas

¿Será la Cuarta Revolución Industrial una revolución para las mujeres?

 

Haz click en la imagen para ir al artículo original 

Autora: Njideka Harry 

Artículo: World Economic Forum 

Traducido por: Women for Women Ecuador 

 

Incluso si no sigue las noticias de cerca, probablemente haya oído hablar de Carrie Gracie, una periodista de alto rango de la BBC que renunció debido a lo que ella considera una cultura de pago "secreta e ilegal". Luego hubo un notable discurso de Oprah en los Golden Globe Awards donde habló en contra del asalto sexual y los "hombres brutalmente poderosos" cuyo "tiempo se acaba". 

 

En 2014, el informe Gender Gap emitido por el WEF predijo que el mundo alcanzaría la paridad de género en 2095. Pero hoy, ese pronóstico ha empeorado, y se prevé que la brecha se cerrará hasta 2133. Eso es dentro de 117 años, a varias generaciones de distancia. Como madre de tres hijas que cambiarán el mundo y lo optimista impaciente que soy, me siento frustrada porque ninguno de mis hijos o nietos vivirá para ver la paridad de género. 

 

Por primera vez, la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos estará presidida por un panel exclusivamente femenino que trabajará bajo el lema "Crear un futuro compartido en un mundo fracturado".

 

La agenda incluye temas que nunca antes han formado parte del Foro, como "Género, poder y detención del acoso sexual" y "¿Cómo se detiene el acoso sexual?"

 

Los socios del sector privado han organizado docenas de eventos paralelos, como "Cena de mujeres líderes: la próxima ola de cambio", "Avance rápido hacia la igualdad; los mitos que detienen a las mujeres ", y muchos otros. Los problemas que enfrentan las mujeres, desde el acoso sexual hasta el pago injusto, contribuyen a este mundo fracturado.

 

 

 

Es fundamental considerar el impacto de la Cuarta Revolución Industrial en la brecha de género. ¿Cómo afectará el ritmo acelerado del cambio tecnológico a los roles que las mujeres pueden desempeñar en la economía, la política y la sociedad? Una pregunta que se destaca para mí es cómo y si la Cuarta Revolución Industrial empeorará la desigualdad, particularmente para las mujeres.

 

 

 

Es por eso que debemos comenzar a fomentar una cultura de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM) para la educación de las niñas. Nuestro trabajo en Youth for Technology Foundation (YTF) se centra en alentar a los jóvenes y las mujeres a utilizar la tecnología y el espíritu empresarial para crear oportunidades económicas; e inspirar a las niñas a seguir carreras que son más seguras y menos propensas a ser automatizadas.

 

 

 

Las industrias como la fabricación y la construcción, negocios en los que predominan principalmente los hombres, son los más afectados por la automatización. Mientras tanto, las industrias resistentes a la automatización como la psicología, la medicina y la enfermería serán más competitivas.

 

Las herramientas que las mujeres necesitan para navegar estos cambios están ahí. En todo el mundo, las mujeres generalmente tienen más títulos que los hombres. Tienen más títulos de posgrado que hombres, más doctorados que hombres y más títulos de leyes que hombres. Todavía estamos atrasados ​​con los MBA pero estamos llegando.

 

Las habilidades que las mujeres aportan a la mesa, una vez denominadas "habilidades blandas", ahora se reconocen como rentables e importantes: la capacidad de comprender lo que sucede a partir del lenguaje corporal de una persona; inteligencia emocional; la capacidad de construir consenso; para ser mentor de personas; y más.

 

Todos se benefician cuando las empresas tienen una fuerza de trabajo diversa, donde las mujeres tienen oportunidades justas y pagan un salario similar al de sus contrapartes masculinos.

 

Las investigaciones realizadas en la Universidad de Michigan indican que si usted tiene un grupo mixto de hombres y mujeres que resuelve un problema empresarial complicado, ese grupo siempre presentará una mejor solución que un grupo de hombres, incluso si los hombres están individualmente más calificados que miembros del grupo mixto en promedio.

 

Hoy, las mujeres controlan alrededor del 80% de las compras de los consumidores. Hace unos años, Ford realizó una encuesta sobre lo que los hombres y las mujeres querían de sus automóviles. Los hombres miraban el exterior del automóvil, la potencia, la velocidad y la potencia del motor, y el asiento del conductor.

 

Las mujeres tendían a mirar el interior, el asiento del pasajero y el maletero. Ford se dio cuenta de que las mujeres estaban comprando más automóviles que hombres, por lo que ahuecaron las manijas de las puertas porque se dieron cuenta de que las mujeres tienen las uñas más largas que los hombres. Cuando a Ford le preocupan las manicuras de las mujeres, eso le da a las mujeres cierta influencia. Como mujeres, tenemos poder; solo tenemos que usarlo; y tenemos que creer en eso.

 

Las empresas están perdiendo mujeres talentosas en la treintena porque es cuando muchas tienen hijos y enfrentan la decisión de "niños contra una carrera". Muchos eligen niños. La Cuarta Revolución Industrial podría funcionar a favor de estas mujeres en el corto plazo.

 

A medida que el trabajo doméstico se automatiza aún más, puede aliviar parte de la doble carga de ser tanto un cuidador como un sostén de la familia. Al mismo tiempo, los cambios en la naturaleza del trabajo, como el aumento de las oportunidades de trabajo a distancia, facilitan que ambos padres combinen mejor el trabajo y la familia.

 

Varios estudios globales muestran que las empresas que emplean a más mujeres de alto rango superan a sus competidores en todas las principales métricas de rentabilidad. ¿Quién no quiere eso? Cuando presentamos los comités ejecutivos con los datos, no se trata de corrección política o diversidad; se trata de la línea de fondo. Estas compañías están mejorando su productividad y rentabilidad cultivando y manteniendo el talento femenino.

 

Para muchas empresas, eso significa ajustar la forma en que trabajan. Para las mujeres, significa pedir que se ajusten los horarios de trabajo. La razón principal por la que las mujeres no reciben horarios de trabajo flexibles es porque no solicitamos horarios de trabajo flexibles.

 

La confianza es una parte integral del éxito. La investigación de la Universidad de Columbia enfatiza que, si bien los hombres tienden a sobreestimar sus habilidades en aproximadamente un 30%, las mujeres tienden a subestimar rutinariamente sus propias habilidades. Lo que tenemos que hacer es traer la percepción de lo buenos que somos en línea con lo buenos que realmente somos.

 

Las mujeres deben ser auténticas y honestas. Cuando hacemos eso, podemos solicitar esas horas flexibles, o esa promoción laboral, o más control de nuestros horarios, o más paga. Las mujeres piden aumentos de sueldo cuatro veces menos que los hombres, y cuando lo hacemos, pedimos un tercio menos. Podemos cambiar eso, pero primero debemos darnos cuenta de que somos valiosos.

 

Las mujeres tienden a pensar que si bajamos nuestras cabezas, seguimos las reglas y trabajamos duro, nuestros talentos naturales serán recompensados. Alguien nos tocará en el hombro y dirá: "Aquí hay una clave para el C-suite".

 

En cambio, vemos que los hombres que nos rodean son promovidos. Sabemos que son menos competentes, pero tienen la confianza. Cuando se trata de éxito, la confianza importa tanto como la competencia. La confianza es lo que convierte los pensamientos en acción.

 

Entonces, ¿cómo encaja esto en la creación de un futuro compartido en un mundo fracturado?

 

La mayoría de los trabajos creados entre ahora y 2020 tendrán un componente tecnológico, y es importante que las mujeres comprendan las habilidades que necesitarán para sobresalir en ellas. Esta es una oportunidad para que las mujeres creen nuevas trayectorias profesionales y se diferencien.

 

El nuevo panorama digital también proporcionará a las mujeres empresarias la flexibilidad para iniciar negocios con una cantidad relativamente pequeña de inversión, y para vender sus productos y servicios en todo el mundo. El pasado agosto, eBay anunció que tendrá productos de proveedores de seis países africanos en su plataforma, una oportunidad que no existía antes.

 

No es fácil trazar los conjuntos de habilidades exactos que se necesitarán, especialmente en las industrias que aún no se han creado, pero podemos suponer que aumentará la demanda de mano de obra altamente calificada. Las mujeres necesitarán habilidades que les permitan trabajar dentro de los sistemas tecnológicos y llenar las lagunas creadas por el avance de la tecnología.

 

La demanda también puede crecer para empleos que las máquinas no pueden realizar, trabajos que dependen de rasgos y habilidades humanas intrínsecas como la empatía, la compasión y la colaboración entre equipos, habilidades que a menudo se atribuyen a las mujeres.

 

Existe el riesgo constante de que los empleos que actualmente están dominados por mujeres sigan infravalorados, incluso si no se ven afectados por la Cuarta Revolución Industrial. Eso ampliaría aún más la brecha de género y aumentaría la desigualdad general, haciendo que sea más difícil para las mujeres aprovechar sus talentos en la fuerza de trabajo del futuro.

 

Superar este desafío requiere colaboración y participación de todos los sectores, incluidos el gobierno, el sector privado y la sociedad civil. 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos